218
Views

Si de la frustración que a veces genera el poker se pudiera culpar a un único concepto de los que aparecen en los glosarios y escuelas de Texas Holdem, sin duda varianza, y sus socios equity y valor esperado (EV) se llevaría la mayor parte del protagonismo.

Mientras que en estadística la definición suena un poco enrevesada, en la aplicación práctica a nuestro juego podemos definir a la varianza como la posibilidad de que nuestras ganancias difieran del resultado esperado que aporta el EV; siendo el EV (Valor Esperado) el cálculo matemático que nos dice la cantidad de dinero o fichas que deberíamos perder o ganar en una situación concreta.  Y la equity, la parte del bote que teóricamente nos correspondería en cualquier momento de la mano.

La razón de este artículo es comentar -sin demasiadas pretensiones- algunos puntos para ajustar el significado de Varianza no solo aspectos matemáticos del juego sino también psicológicos y de gestión.

  • El peligro de las buenas rachas

Lo que en inglés llamamos upswings y que de toda la vida conocemos como buena rachas, pueden ser tan o más perjudiciales que cuando no nos sale nada. Mientras que las malas rachas suelen analizarse y nos obligan a replantear nuestra estrategia; las buenas pueden ignorarse.

Es por ello que un balance entre los downwings y los upswings es clave para aproximarse al análisis de la varianza.

Un primer consejo para ver mejoras en nuestro juego al aproximarnos a la Varianza y otras medidas estadísticas sería no equipararlas como sinónimo de mala racha y nunca ponerle una connotación negativa. El estudio en profundidad de Varianza puede debe empezar por una comprensión amplia de su significado.

Apelamos a la honestidad del lector para validar algo que a buen seguro todos hemos experimentado muchas veces: y es darnos cuenta que el final de una buena racha llega por exponernos a constantes situaciones con EV negativo. Nos hemos metido en manos donde lo normal es que perdamos, pero por estar en una buena racha lo hemos ignorado.

  • Interferencias con otros juegos, las apuestas deportivas y el trading

Sorprende la cantidad de jugadores de poker que tratan de sacar provecho de su indiscutible entendimiento y del tiempo dedicado al estudio para tratar de acercarse con éxito al mundo de las apuestas deportivas o a las variantes más moda del trading tan próximas a las apuestas financieras.

Sin embargo, importar nociones relacionadas con la Varianza o la gestión de las buenas y malas rachas de las apuestas deportivas o el trading al poker no aporta apenas valor.

Utilizar aparentemente inofensivas reflexiones que llegan de las apuestas deportivas (por ejemplo lo de “apostar siempre a equipos no favoritos a cuotas altas”) o de los gurús del trading (donde se suele esgrimir el argumento de la Varianza para convencer al inversor que no está haciendo suficientes operaciones) sólo puede -en último extremo- traer consecuencias desastrosas.

A diferencia de lo que leemos si seguimos a tipsters de apuestas deportivas o de los consejos para hacernos ricos invirtiendo en FOREX u Opciones Binarias, donde no se suele sacar provecho de las malas rachas; en poker debería también servir para replantearse si nuestro sistema o forma de juego es viable.

  • Varianza, Bankroll y psicología

Estar familiarizado con la varianza siempre tendrá un impacto positivo en el manejo de nuestra banca. Es sabido, por ejemplo que especializarnos en una modalidad de poker de gran varianza es necesario un gran bankroll.

Y un gran bankroll debe irremediablemente ir acompañado de sobresalientes aptitudes en psicología. No solo para estar preparados para lidiar con el tilt, sino para gestionar nuestra carrera. Y es que la fugacidad de jugadores de limites altos en las mesas de poker online se debe en gran medida a eso, a que jugador de niveles altos y con gran varianza han llegado sin estar preparados.

Un consejo claro es que de no contar con un gran bankrol o si de psicología aún estamos débiles, tenemos que asumir la necesidad de jugar más bajo. O en caso de no hacerlo, buscar valor extra en nuestra actividad actual o en la forma y tipo de poker que jugamos para que a pesar de enfrentarnos a problemas como la varianza, nos compense.

Sobre este último matiz, encontramos el caso de Elías Gutiérrez “Zeros Poker”, quien a pesar de poder rentabilizar mucho más su dominio del Texas Holdem en las partidas más altas de cash games online, ha decidido jugar torneos (tanto en vivo como offline) ya que esta modalidad de poker es mucho más atractiva para crear contenido en internet, algo de lo que se ha convertido en un referente mundial.

  • Dispersión y winrate

No queríamos ser muy teóricos, pero la Estadística nos dice que la varianza es una medida de dispersión. Es decir una forma de entender mejor un conjunto de datos. Se calcula mediante una fórmula y nos muestra lo mucho que pueden variar un conjunto de datos respecto su media.

Un error que debemos evitar es asociar el concepto de varianza con el de dispersión como lo hacen en finanzas, especialmente cuando se habla de rendimiento de fondos, inversiones en acciones, divisas, materias primas o incluso criptomonedas. En este sector se da una altísima dispersión de rentabilidad entre los fondos/acciones/índices de mejor y peor desempeño y normalmente se incentiva precisamente el invertir bajo esta premisa de volatilidad.

En poker, no deberíamos confiar en dispersión alta, es decir en los vaivenes. Algo que se neutraliza dando la importancia que merece al bankroll y no la varianza puntual frente a lo que deberíamos estar ganando o perdiendo. Algo que debería apartar a muchos jugadores de modalidades tan en boga como los sit and go con jackpot (Spin and Go o Blast Poker).

Debemos pues y poner en valor la psicología y comprender que los cambios en el valor del Bitcoin generan un efecto natural de atracción que es muy peligroso.

También encontramos en una reflexión de Zeros Poker una buena aproximación a esta problemática: “lo suyo es mirar las cosas a 2-3 años vista jugando a tiempo completo. Evitemos pensar sobre el tema de la varianza y sólo centrémonos en jugar bien y estudiar mucho”. Y es que para tener un alto ritmo de ganancias (winrate) necesitamos estudiar y desarrollar nuestra capacidad analítica, no únicamente atender a los resultados finales.

  • Los dólares de Sklansky

David Sklansky (1947), uno de los autores más respetados en la estrategia de poker creó este concepto llamado “Sklansky  Dollars” para calcular cuánto dinero esperamos ganar de media haciendo “call” cuando un rival en la mesa hace “all-in”.

Se trata de una estimación que podemos calcular en cada jugada concreta mediante esta fórmula:

Dólares Sklansky= [(total del bote) x (equity)] – cantidad a pagar en el “call”

Así por ejemplo si nuestra mano es AA en Texas Hold´em y se enfrenta a otra a la que dominamos preflop en un all-in (AK), puede ser que la mesa nos traiga malas noticias en forma de un trío de Reyes o una escalera. Si el bote total era de 200€, hubiéramos perdido 100€ netos al hacer call a la apuesta de nuestro rival.

  • Total del bote: 200€
  • Equity AA: 88% (0.88)

Multiplicando ambas cifras [200 x 0.88] tendremos que de media ganaremos 176€ cada vez que paguemos con AA un all-in contra esa mano antes del flop.

En este caso, los “dólares de Sklansky” se calcularían restando a esos 176€ la cantidad que hemos pagado en el all-in (100), por lo que tendriamos 76 unidades de esta media que llamaremos “SD”.

Como consecuencia, aunque hayamos perdido 100 unidades, lo que debemos tener en cuenta es que hemos ganado 76 SD…

Este concepto está estrechamente relacionado con el teorema fundamental del poker, que es la aportación básica de libros de Sklansky como el que se considera primer bestseller de poker traducido al español “Ganar al Poker”: cada vez que nuestro rival toma una mala decisión, ganamos; mientras que cada vez que cometemos un error nosotros, perdemos.

Si apelamos al símil de los Slansky Dollars (que no deja de ser una forma de calcular el Valor Esperado o las ganancias teóricas que vamos a tener), comprenderemos que como dice Jorge Ufano en uno de sus vídeos en su canal de Youtube- “la varianza puede llegar a ser un problema para el principiante”. Ufano, hablando sobre finanzas y cómo evaluar a los buenos gestores explica que tras un numero modesto de operaciones, muy malos traders pueden tener resultados positivos y buenos gestores o traders puedan sufrir una amplia racha de malos resultados.

Por eso deberíamos ser capaces de pensar en “dólares de Sklansky” y cada uno visualizar nuestros resultados en las mesas con una visión que nos permitiera ver esta imaginaria moneda y no dinero real.

 

 

Article Categories:
Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *